Los productos ofrecidos por C&B Scooter Golf S.L. son vehículos eléctricos exclusivamente dedicados a la práctica del golf en campos reconocidos y homologados por la Real Federación Española de Golf.

Los Scooter Golf se podrán comprar por internet o de forma personal.

En el caso de compra por internet el comprador podrá configurar el producto a su gusto tal como se indica en el apartado “Configure y Compre su Scooter Golf” en la web www.scooter.golf .

Una vez realizada la configuración en la pantalla aparecerá un resumen de los colores y componentes elegidos entre las variables que se ofrecen, que el comprador deberá validar antes de efectuar el pago.

Una vez cargado el importe en la tarjeta de crédito que se haya indicado el comprador recibirá una confirmación de pedido indicando los detalles del vehículo solicitado y el plazo de entrega, aproximadamente entre doce y quince días laborables.

Por tratarse de un producto complejo, tanto en su constitución como en cuanto a su uso, se dará por sentado que el comprador conoce perfectamente las características y la aplicación en el golf. Bien porque lo haya utilizado cedido por un tercero, que ya lo tenga, o por haber visitado el centro de venta y haberlo probado.

Por tanto una vez adquirido y recibido el vehículo no podrá llevar a cabo ninguna reclamación basada en apreciaciones subjetivas (comodidad, estabilidad, facilidad de manejo, colores, plegado, etc.); solo serán admitidas diferencias con relación a las especificaciones técnicas indicadas en la publicidad y/o en la propia página web.

Respecto de la posible devolución se cumplen con las normas usuales para este tipo de productos y de acuerdo a la normativa vigente. Es oportuno mencionar que al no ser un vehículo de serie, ya que cada uno es personalizado por el comprador, la devolución a cambio del importe pagado no se contempla en ningún caso.

Si dentro del período de garantía de un año se detectan fallos de funcionamiento el comprador tendrá derecho a solicitar a la reparación correspondiente con los costes de materiales y mano de obra a cargo del vendedor. Si los defectos de funcionamiento son consecuencia del uso indebido por parte del comprador, quien a la recepción del producto habrá firmado una garantía en la que declare conocer las características técnicas, las limitaciones de uso y las normas de seguridad, caso la responsabilidad no será asumida por el vendedor y las reparaciones serán a cargo del comprador. En este último caso el comprador deberá conocer y aceptar el presupuesto y plazo de reparación que le presente el vendedor antes de proceder a la reparación.