ACTUALMENTE PARA RESOLVER EL PROBLEMA DE LAS LIMITACIONES FÍSICAS EXISTEN LOS VEHÍCULOS CONOCIDOS COMO “BUGGIES”:

Vehículos cuyo valor de compra es casi como el de un automóvil urbano pequeño, muy voluminosos que no pueden transportarse de un campo a otro  y guardarlos en casa  y que obligan a ir sentado todo el recorrido. Su mantenimiento es también costoso ya que obliga a pagar una plaza de almacenaje en el club en el que se deja.
Lo más normal es alquilarlo en el campo donde se vaya a jugar teniendo que pagar con un coste que puede ser iguala o superior al del “green fee”.
Su precio de compra es a partir de 5.000€.
Pueden ser para dos jugadores o de uso individual.

RECIENTEMENTE SE HAN DESARROLLADO VEHÍCULOS MÁS SOFISTICADOS
PERO DE USO SIMILAR

HAY QUE DESTACAR QUE EN ESTE CASO LOS JUGADORES NO TIENEN NINGUNA POSIBILIDAD DE ANDAR AL LADO DEL VEHÍCULO EN NINGÚN MOMENTO.